Cómo el handmade puede acercarte a tus hijos

Uno de los problemas de hoy en día es la falta de tiempo que afecta a muchas madres y padres. Con jornadas laborales más que largas, bajas de maternidad y paternidad absoluta y ridículamente escasas, y las mil tareas que hay que hacer al salir del trabajo, quienes salen perdiendo son los más pequeños de la casa. Buscar ese tiempo es imprescindible, ellos se merecen toda la atención pero, además, que esta atención sea de calidad. Al final lo importante no es la cantidad de tiempo que dedicas a tus hijos sino la calidad del mismo.

Una buena opción es hacer actividades conjuntas, hobbies que eduquen tanto a pequeños como a mayores. Nuestra recomendación, eso sí para niños a partir de 10 años, son unos preciosos y maravillosos cursos de patchwork para familias que ofrece Monita Salero. En estos cursos (en Barcelona) pequeños y mayores podréis crear la composición juntando las telas que más os gusten según los colores, decidir si hacéis una colcha para la cama, un patchwork para niños pequeños o incluso un tapiz para la pared.

Sea como fuere, no hay nada mejor que disfrutar del tiempo libre con los más pequeños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *