Urge prestar atención a la situación de niñas y niños inmigrantes

Según informes de la Organización de Naciones Unidas, aproximadamente 232 millones de personas en el mundo parten de sus países de origen con el objetivo de mejorar sus condiciones económicas, fundamentalmente.

Al ser extranjeros en tierras extrañas, los inmigrantes sufren los embates de la xenofobia y de muchos otros prejuicios entre los que predominan el racismo y la discriminación por motivo de religión. Todas estas agravantes repercuten en la vida de la comunidad de migrantes, y dentro de este grupo los más perjudicados suelen ser los niños y niñas.

Ninos-migrantes

Es cierto que los movimientos sociales se han ocupado de discutir las garantías legales de los derechos humanos de estas personas, pero aun con los avances logrados en materia jurídica, las niñas y los niños siguen padeciendo un gran desamparo.

Los infantes son extremadamente vulnerables porque en muchas ocasiones las condiciones en que migran los hacen desprenderse de sus familias a muy temprana edad. Para sobrevivir tienen que recurrir a medios inhumanos y por lo general caen en redes de tráfico de personas, trabajado forzado, narcotráfico y prostitución.

Se trata de una situación que a veces logra solaparse y en otros momentos sale a la luz, pero definitivamente es un fenómeno que se ha sostenido en el tiempo, y que las buenas voluntades de un reducido grupo de personas no han podido solucionar.

En España tiene una fuerte presencia el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Esta entidad se ha preocupado por hacer cumplir la Convención de los Derechos del Niño (CDN) y de mitigar problemáticas como la pobreza infantil y el abandono escolar, cuyas estadísticas muestran aumentos.

Específicamente con el preocupante tema de los niños inmigrantes, la Plataforma de Infancia se valió de la Convención para hacer presión sobre la toma de medidas en favor de este grupo. Al firmar España este documento existe un compromiso ante las Naciones Unidas de respetar sus postulados y, por lo tanto de ocuparse de los niños y las niñas desamparados a causa de la migración.

La Convención contempla cuestiones medulares como la no discriminación, la reunificación familiar, y la protección de niñas y niños.

Pero la realidad no parece cambiar mucho para estos pequeños.

Accesorios de bicicletas Brompton

La salud de nuestros pequeños es una prioridad para la sociedad y cualquier familia sabe que no hay deporte más sano que ir en bicicleta. En un pueblo no es problema usar una bicicleta para ir de un lado a otro pero, en cambio, es una problemática en una ciudad ya que tener una mountain bike de las de antes ocupa un espacio que muchos pisos o ascensores no permiten. Para todo hay una solución, en este caso las bicicletas Brompton  de UrbanFun se caracterizan por ser urbanas, manejables, plegables, versátiles, divertidas y funcionales. Se trata de un concepto de bicicleta creada por el jardinero londinense  Andrew Ritchie, que revolucionó el mundo  del ciclismo urbano.

Unas de las claves de su éxito es la capacidad para personalizarse que posee gracias a los múltiples accesorios para bicicletas Brompton que logran que cada bicicleta sea única y refleje la personalidad de su dueño.

Los amantes de las bicicletas y de la cultura que se ha creado entorno a ella, se dedican constantemente a buscar nuevos elementos para que su modelo sea la más original del mercado.

Entre los accesorios para bicicletas Brompton destacan

  • Cascos – Aunque en sí mismo no es un accesorio sino una medida de seguridad para proteger la cabeza de los ciclistas, se ha convertido en uno de los elementos fundamentales de la moda del ciclismo. Hay una gran diversidad como los cascos de carreras,  los doble melón y los vintage que siguen las tendencias de los años 60.

 

  • Fundas de cuero para proteger el cuadro Brompton – Se venden en distintos colores y se elaboran de manera natural para adaptarse a las medidas de la bicicleta.

 

  • Candados – Sin duda, es uno de los imprescindibles para proteger nuestro vehículo dándole un toque personal.

 

  • Cestas – Existe una gran variedad de tipos y diseños (incluso plegables para mayor comodidad) desde las que apuesta por un estilo antiguo hasta las más futuristas.

 

  • Luces – Otro de los obligatorios si conducimos de noche. Debemos tener en cuenta la autonomía de cada uno para no quedarnos sin luz en grandes trayectos así como elegir colores que no deslumbren a los demás conductores.

 

  • Puños – Se adaptan al manillar aunque no puede medir más de 11 cm de largo, porque si no necesitaríamos a moverlas manetas de freno y de cambio de marchas, por el reducido espacio en el manillar.

 

  • Sillines – Un elemento básico en la moda de las bicicletas Brompton, los más populares son los de cuero retro  de diferentes colores aunque hay modelos de todos los estilos hasta deportivos.

 

  • Timbres – Es un componente necesario para las bicicletas urbanas que podemos encontrar de distintas clases.

 

  • Manillares -  Suelen ser de cuero también y dispone de una amplia de colores para elegir, sin embargo hay que tener en cuenta que el manillar no puede superar los 53 cm para evitar problemas al plegar la bicicleta.

Con estos accesorios se consigue que nuestra Bicicleta Brompton sea un reflejo de nosotros mismos y de nuestra personalidad, escogiendo aquellos que más se parezcan a lo que somos y nos gusta.